Búsqueda

Nombre científico | común

Manzano

leer más

En España se destinan 32000 hectáreas al cultivo del manzano, con un rendimiento medio de 19 Tm/Ha y una producción de 600000 toneladas, localizándose en Cataluña cerca del 50% de la producción total. El cultivo sufre el ataque de una amplia gama de organismos, aunque solo algunos llegan a constituirse como plaga de importancia.

Las plagas más importantes son las causadas por especies cuyas larvas excavan galerías en el fruto. Entre los lepidópteros destacan la carpocapsa o agusanado (Cydia pomonella), que es la principal plaga del cultivo, pudiendo ocasionar pérdidas del 50% de la cosecha, y la capua (Adoxophyes orana) que se alimenta de la epidermis de la manzana además de poder afectar a los brotes. También provocan daños ostensibles el himenóptero hoplocampa, que realiza galerías tanto fuera como dentro del fruto y la mosca de la fruta (Ceratitis capitata). Todas estas especies suelen provocar caída prematura de frutos, y cuando estos no caen y finalmente se cosechan, son en cualquier caso destrío inmediato.

Varios son los insectos chupadores que atacan al manzano: los pulgones, destacando el pulgón ceniciento que realiza picaduras en los brotes (que sufren un acusado enrollamiento) y sobre frutos, los cuales deforma; las cochinillas siendo la más grave el piojo de San José (Quadraspidiotus perniciosus), cuyo principal daño es cosmético, por su simple presencia sobre el fruto o por la mancha que producen en este.

En floración pueden adquirir consideración el antónomo de manzano (Anthonomus pomorum), cuyas larvas destruyen las flores. Además en estado adulto se alimenta de brotes.

El principal ácaro que afecta al cultivo es el ácaro rojo (Panonychus ulmi) que realiza picaduras en las hojas, restando vigor al árbol, y con poblaciones muy elevadas el fruto puede experimentar una pérdida de calibre. La mejor forma de manejar esta plaga es respetando a sus enemigos naturales, que son principalmente ácaros fitoseidos.

Zeuzera pyrina y Cossus cossus, o taladro amarillo y rojo respectivamente, son dos lepidópteros cuyas orugas causan ataques muy graves al introducirse en el interior de la madera, la cual barrenan, pudiendo causar la muerte de ejemplares, especialmente en plantaciones jóvenes, siendo su control muy complicado.

Cargando...


Ver 24 / 48 / 96 resultados por página