Búsqueda

Nombre científico | común

Información sobre Mythimna unipuncta

Orden: Lepidoptera

Familia: Noctuidae

Nombre científico: Mythimna unipuncta

Nombre común: oruga defoliadora del maíz, rosquilla

Afecta a: maiz y otras gramíneas (cereales, césped)

Caracteres diagnósticos

EstadoTamañoCaracterísticas
LarvaHasta 30-40 mmColor variable, normalmente entre verdosa y marrón, con bandas dorsales longitudinales claras y una franja longitudinal más ancha y amarillenta a cada lado del cuerpo. Las líneas frontales de la cabeza no forman una “Y” invertida. Posee un único diente por mandíbula.
Adulto40 mm (env. alar)Alas anteriores de coloración marrón rojizo con un diminuto punto blanco inconfundible en el centro de cada ala. Las posteriores son grisáceas.

Ciclo fenológico

HuevoLarvaPupa
Duración (d)5-6 a 20ºC25-307-14

Pasa el invierno como crisálida o larva en función de la temperatura de cada zona. El vuelo de adultos se inicia en mayo, con la generación procedente de la invernación, y finaliza en octubre. Estos se alimentan de polen y néctar de las flores. Tras la reproducción la hembra realiza la puesta en el envés de las hojas, o en la zona de inserción de la hoja con el tallo, en grupos o plastones de hasta 100 huevos que cubre con escamas de su propio abdomen. Las larvas se localizan por el día en la base de las plantas y por la noche se alimentan de las hojas, completando su ciclo en 25-30 días, tras pasar por 5-6 estadios larvarios. Finalmente crisalida, normalmente en el suelo en el interior de una capsula terrosa. Las generaciones se suceden hasta el otoño cuando vuelve a invernar, completándose así el ciclo de vida de esta especie.

Generaciones anuales

4

Síntomas / Daños

Las orugas causan defoliación, mordiendo el limbo de la hoja por los bordes. En ataques intensos la defoliación es total, quedando únicamente el nervio central de la hoja. Las orugas en el último estadio causan el 80% de los daños.

En maíz los daños son esporádicos pero pueden ser muy graves.

Los ataques aparecen en rodales, muchas veces desde los márgenes de la parcela.

En césped las orugas cortan las hojas por su parte basal, estas se secan, apareciendo zonas amarillentas en la pradera, las cuales van aumentando su tamaño conforme las orugas van extendiéndose.

Se observan restos de excrementos en las axilas de las hojas.

Control

- Químico

La lucha química solo es interesante tanto por la importancia de los daños como por cuestiones de rentabilidad en maíz y arroz. Es imprescindible llevar a cabo los tratamientos con las orugas en sus primeros estadios, cuando son más sensibles, y tratar de hacerlo principalmente con productos naturales para no eliminar la fauna auxiliar.

Momento:

En cultivos cabe vigilar desde mediados de junio a finales de agosto, donde los mayores daños vienen dados por la descendencia del segundo vuelo.

En céspedes y praderas, los mayores daños suelen darse en septiembre con la descendencia de la segunda y tercera generación.

Tratamiento:

Bacillus thiringiensis da buen resultado cuando las orugas son pequeñas, pero la frecuencia de tratamientos es mayor que en el resto, repitiéndose la aplicación cada semana aproximadamente. Es un insecticida autorizado en agricultura ecológica y se puede aplicar en cualquier cultivo.

En maíz, contra orugas, las materias activas a emplear son: betaciflutrin un piretroide que tiene un buen efecto de choque, pero también se verán afectados los insectos beneficiosos; y como última opción, clorpirifos, un organofosforado que es todavía más potente que los piretroides.

En arroz el producto recomendado es tebufenocida, un insecticida selectivo que afecta muy poco a los organismos beneficiosos que se pueden encontrar en el cultivo. Se aplica a bajo o ultrabajo volumen. En arroz un posible umbral de tratamiento es tras superar más del 10% de orugas o plantas afectadas.

En céspedes ornamentales conviene aplicar el tratamiento únicamente sobre el rodal afectado. Los productos a emplear son azadiractin, Bacillus thuringiensis o un insecticida de síntesis. (Para más información consultar el “listado de plaguicidas 2012”, a la izquierda de la página).

En plantaciones con riego por aspersión cabe la posibilidad de aplicar el tratamiento por este método, siempre con las plantas en seco, no al finalizar un riego.

- Biológico

Existen depredadores (coleópteros como Carabus), himenópteros parasitoides bracónidos (Apanteles) e icneumónidos, dípteros taquínidos, virus y hongos, nematodos entomopatógenos, que son unos importantes aliados en el control de este insecto.

- Medidas culturales

Está sintetizada y se comercializa la feromona para Mythimna unipuncta de manera que es muy recomendable la colocación de trampas de feromona durante todo el periodo a vigilar. Estas trampas sirven para capturar adultos y son indispensables para determinar el momento exacto en el que iniciar los tratamientos.

Las parcelas que requieren de mayor vigilancia son las que están más invadidas por gramíneas adventicias (setaria, panico, digitaría), que conviene eliminar antes de instalar el cultivo y durante el ciclo, ya que son importantes reservorios de la plaga.

Mythimna unipuncta, plaga
LepidopteraOrnamentalesHerbáceos extensivosHoja
Mythimna unipuncta, plaga
Mythimna unipuncta, plaga
Tienda Fitosanitarios

Buscador de fitos con acceso a la web de fertitienda.