Búsqueda

Nombre científico | común

Información sobre Cassida deflorata

Orden: Coleoptera

Familia: Chrysomelidae

Nombre científico: Cassida deflorata

Nombre común: cásida de la alcachofa

Afecta a: alcachofa y cardo

Caracteres diagnósticos

EstadoTamañoCaracterísticas
Larva<7 mmAplanada y espinosa, de color negro con las patas marrones. Posee dos largos apéndices en forma de horquilla en la parte trasera de su cuerpo.
Adulto6-8 mmAbultado y de forma oval (recuerda a una tortuga), de color verde claro, y oscuro en su zona ventral, con las patas marrones. Antenas amarillentas con los extremos oscurecidos.

Ciclo fenológico

Tras el invierno, los adultos de la cásida de la alcachofa recobran su actividad, emergen de sus refugios de invierno y ascienden a la planta huésped para alientarse y aparearse. Las hembras realizan la puesta en grupos de huevos sobre en el envés de las hojas, hecho que acontece a mediados de marzo. Las larvas neonatas comienzan a alimentarse vorazmente, destruyendo la superficie foliar y completando su desarrollo en un mes, momento en el que se cuelgan mediante un hilo por el envés de la hoja para pupar. Al cabo de unos 10 días aparecen los nuevos adultos.

A comienzos del verano aparece una segunda generación de larvas que continúa provocando daños. Entre finales del verano y comienzos del otoño, con la bajada de las temperaturas, los ya adultos de esta segunda generación se refugian para pasar el invierno y reaparecer a la próxima primavera, completando así su ciclo de vida.

Generaciones anuales

2

Síntomas / Daños

Tanto adultos como larvas practican orificios en las hojas, respetando los nervios. La diferencia es que las mordeduras de los primeros consiguen atravesar por completo la hoja, mientras que las larvas roen la epidermis, sin atravesar el limbo de la hoja, que finalmente se necrosa.

Control

- Químico

Los tratamientos que se emplean contra otras plagas (taladro, pulgones u orugas defoliadoras) suelen controlar de manera indirecta a la cásida de la alcachofa, de manera que la incidencia de esta especie no suele revestir la suficiente gravedad como para justificar un tratamiento químico. Aunque es cierto que sin control, Cassida deflorata es capaz de dar lugar a grandes infestaciones causando graves pérdidas de superficie foliar en el cultivo.

Si es necesario llevar a cabo un tratamiento específico, este se realizará tras la observación de los insectos y sobre los focos.

Momento:

Los primeros daños aparecen al inicio de primavera y alcanzan su máximo en mayo-junio, desapareciendo al finalizar el verano.

El momento más adecuado es en primavera, sobre la primera generación de larvas neonatas, que son la forma más débil del insecto.

Tratamiento:

Aplicación localizada sobre los focos de infestación mediante el empleo de piretroides autorizados en alcachofa (alfa-cipermetrin, cipermetrin, deltametrin, tau-fluvalinato).

- Medidas culturales

Conviene eliminar las malas hierbas especialmente de la familia de las compuestas.

Cassida deflorata, plagaAdulto de Cassida deflorata
ColeopteraHerbáceos intensivosHojaPlanta
Cassida deflorata, plagaLarva de C. deflorata
Cassida deflorata, plagaVista ventral y dorsal de C. deflorata en estado de pupa
Cassida deflorata, plagaLarvas sobre hoja de alcachofa. Detalle de los apéndices en forma de horquilla cubiertos de excrementos que emplean como protección.
Tienda Fitosanitarios

Buscador de fitos con acceso a la web de fertitienda.