Búsqueda

Nombre científico | común

Información sobre Polistes gallicus, Vespula germanica

Orden: Hymenoptera

Familia: Vespidae

Nombre científico: Polistes gallicus, Vespula germanica

Nombre común: avispa

Afecta a: distintos frutos en maduración (uvas, peras, ciruelas, etc.).

Caracteres diagnósticos

EstadoTamañoCaracterísticas
Adulto20 mmCuerpo negro con bandas amarillas en el abdomen con una constricción al principio de este. Las larvas carecen de interes por encontrarse durante todo su ciclo en el avispero.

Al igual que ocurre con los pájaros, estos insectos son un arma de doble filo. Por un lado, los adultos cazan diversos insectos dañinos, como orugas, para alimentar a sus larvas. Por otro lado, pueden representar un problema al alimentarse de diversos frutos en proceso de maduración.

Ciclo fenológico

En primavera aparecen los primeros avisperos donde hacen la puesta a partir de una reina. Las larvas neonatas se alimentan de los insectos que los adultos les cazan y trocean, de melaza o de fruta madura. Durante el verano, la población sigue en aumento a partir de la avispa reina que produce huevos de forma continuada dando lugar a obreras. A finales del verano, se producen los adultos destinados a aparearse. Con la llegada del frío los machos mueren y las hembras fecundadas invernan en lugares protegidos como aberturas en la madera, refugios artificiales, etc, hasta la próxima primavera.

Síntomas / Daños

Picaduras sobre los frutos ya maduros.

Estas heridas son una vía por la entrada de hongos y bacterias, pudriéndose el fruto.

Muchas veces los daños vienen precedidos de ataques de pájaros, aprovechando la avispa las heridas que estos practican al fruto. También se sienten atraídas por la melaza que algunos insectos segregan.

Control

Conviene estar alerta desde que el fruto comienza a madurar hasta el momento de la recolección. No se recomienda ningún tratamiento, ni localizado, sobre el fruto o racimo. En su defecto se optará por la captura masiva de adultos mediante la colocación de mosqueros desde primavera, con una mezcla mitad zumo de frutas y mitad agua. Desde el punto de vista técnico, lo importante es reducir el número de hembras fecundadas que darán lugar a la generación del año siguiente, de manera que las trampas no se deben retirar hasta la llegada del frío, aunque ya se haya recolectado.

Si se observa un avispero se debe proceder a su eliminación manual.

En cultivos, como la vid para uva de mesa, se puede optar por embolsar los racimos a fin de protegerlos mejor.

Conviene recordar que el frío reduce drásticamente la población.

Polistes gallicus, Vespula germanica, plaga
HymenopteraFrutalesVidFruto
Tienda Fitosanitarios

Buscador de fitos con acceso a la web de fertitienda.