Búsqueda

Nombre científico | común

Información sobre Apion spp.; A. pisi, A. apricans, A. carduorum

Orden: Coleoptera

Familia: Curculionidae

Nombre científico: Apion spp.; A. pisi, A. apricans, A. carduorum

Nombre común: apión

Afecta a: alfalfa y otras forrajeras, alcachofa y cardo, frutales y algunas especies ornamentales

Caracteres diagnósticos

El género Apión comprende distintas especies que se pueden encontrar sobre un variado rango de hospedadores, aunque las únicas especies que causan daños de cierta importancia son Apion pisi y A. apricans, ambas en alfalfa; y A. carduorum que provoca daños en cabezuelas en alcachofa y cardo. A. pomorae se puede observar sobre árboles frutales y ciertas especies ornamentales son atacadas por A. aenum y Aspidapion (Apion) radiolum, aunque con daños de escasa importancia.

EstadoTamañoCaracterísticas
Larva3-4 mmDe aspecto carnoso, ápoda (sin patas) y de coloración blanquecina.
Adulto2-3,5 mmForma aperada, con los élitros con punteaduras formando estrias longitudinales y la cabeza con un pico prominente y curvado hacia abajo. La coloración de las patas y las antenas varía en función de la especie. Por ejemplo, Apion pisi es negro con los élitros algo azulados, mientras que A. apricans posee las patas y la primera mitad de las antenas de color amarillento.

Ciclo fenológico

Los primeros adultos aparecen en primavera o antes si el invierno es suave, ocupando los cultivos y las hierbas adventicias para comenzar a alimentarse de hojas y tallos. A continuación se reproducen, y en caso del apión de la alcachofa, la hembra deposita los huevos en grupos sobre los botones florales todavía cerrados. Tras la eclosión de huevos emergen las larvas las cuales se alimentan de las mismas flores hasta completar su desarrollo larvario para a continuación pupar en el interior de estas. Los adultos aparecen a finales de verano, los cuales se entierran en el suelo con la llegada del invierno, cerrándose así el ciclo biológico de esta especie. Todas las especies de apión tienen un ciclo similar aunque con diferencias en cuanto al órgano de la planta afectado. En alfalfa por ejemplo, las larvas pasan el invierno en el interior de las yemas.

Generaciones anuales

1

Síntomas / Daños

Tanto larvas como adultos causan daños al cultivo, aunque lo más graves los provocan las larvas. Estas se desarrollan en el interior de frutos y semillas, en brotes y tallos o en raíces, dependiendo de la especie de Apion y del cultivo. En alfalfa destruyen los brotes en crecimiento, tomando la planta un aspecto de marchitez, siendo las larvas fáciles de detectar sobre las yemas. En alcachofa (Apion carduorum) excava galerías en hojas y cabezuelas, quedando el producto depreciado comercialmente. Los adultos mordisquean las hojas y las yemas.

Control

- Químico

Momento:

En alfalfa si se han registrado daños en primavera, tratar en el periodo compredido entre la ultima siega y antes del inicio de la parada invernal. En parada invernal las larvas se encuentran en el interior de las yemas, siendo ineficaz el tratamiento.

Tratamiento:

Pulverizar a base de los piretroides lambda cihalotrin o tau-fluvalinato.

- Medidas culturales

En alfalfa y otros cultivos forrajeros conviene adelantar las siegas, excepto la última, antes de la parada invernal, que conviene retrasar para eliminar la mayor cantidad posible de huevos y larvas.

Durante la parada invernal resulta eficaz pasar una trailla niveladora para eliminar malas hierbas y destruir larvas y huevos de apión y otras especies.

Eliminar malas hierbas: malváceas (Malva, Lavatera, Althaea), Rumex, Trifolium (trébol) donde son muy frecuentes.

Apion spp.; A. pisi, A. apricans, A. carduorum, plaga
ColeopteraHerbáceos intensivosHerbáceos extensivosYemasFlor
Tienda Fitosanitarios

Buscador de fitos con acceso a la web de fertitienda.