Búsqueda

Nombre científico | común

Vid

leer más

La superficie destinada a viñedo en nuestro país es de alrededor de 1 millón de hectáreas, con una producción de 5,5 millones de Tm, de las cuales 25.000 Tm son de uva de mesa y 5,3 millones de Tm de uva para vinificación, siendo España el primer país por superficie de uva para vino a nivel mundial.

Anualmente el cultivo experimenta pérdidas tanto en producción como en calidad debido a plagas y enfermedades (principalmente hongos: mildiu y oidio). De entre las plagas, la principal es la polilla del racimo (Lobesia botrana), cuyas larvas penetran en el fruto. Se combate mediante técnicas de confusión sexual unido a la aplicación de algún tratamiento químico cuando sea necesario, desde el comienzo de cada generación, especialmente sobre la 2ª y 3ª. Desde el inicio del envero, tanto la mosca de la fruta (Ceratitis capitata), como la del vinagre (Drosophila melanogaster) pueden picar el fruto, el cual acaba pudriéndose. El método de control sobre estos dos dípteros es el trampeo masivo mediante mosqueros.

Diversos homópteros pican los diferentes órganos de la planta, restándole vigor por succionar la savia. Uno de ellos es la cochinilla algodonosa(Planococcus citri), cuyo principal perjuicio, más que la succión de savia, es que segrega melaza, donde se instala el hongo negrilla, el cual cubre el fruto y lo ensucia. Otros homópteros de importancia son el mosquito verde (que deseca las hojas y retrasa la maduración de racimos), los pulgones (con importancia solo en floración) y los trips (que afectan desde la floración hasta la maduración de las bayas).

Entre los ácaros destacan dos tetraníquidos: Tetranychus urticae y Panonychus ulmi; y un eriófido: Colomerus vitis (erinosis) que afecta a las yemas. No suelen provocar daños graves y normalmente se mantienen bajo control mediante aplicaciones de azufre en espolvoreo, reservándose el uso de acaricidas específicos solo cuando la plaga está bien instalada.

Entre las plagas que causan defoliación destacan la piral (Sparganothis pilleriana)y la áltica de la vid (Haltica ampelophaga). La primera es una polilla que causa principalmente defoliación y en menor medida ataca a los racimos, y la segunda un escarabajo que se combate mediante los mismos métodos que la piral. En ambos casos el periodo crítico para el cultivo es desde el inicio de la brotación.

Respecto a las plagas del suelo señalar la castañeta de la vid (Vesperus xartarti), cuyas larvas se alimentan del sistema radicular de la planta, y los gusanos grises, que roen las yemas de la vid.

Por último, cabe citar a los pájaros y los conejos que pueden constituirse como plaga y causar graves pérdidas al cultivo.

Cargando...


Ver 24 / 48 / 96 resultados por página