Búsqueda

Nombre científico | común

Patata

leer más

La producción de patata es de 2,7 millones de toneladas, repartidas en una superficie de 85.000 Ha y con un rendimiento medio del cultivo de 30.000 kg/Ha. Por comunidades, la mayor producción se localiza en Castilla y León (37%), seguida de Galicia (20%) y Andalucia (17%). Las tres cuartas partes de la superficie son de regadío.

A nivel mundial, la patata es de los cultivos cuya producción se ve más resentida a causa de las plagas y enfermedades. Más del 20% de la cosecha se pierde anualmente debido a estos agentes bióticos. Específicamente, las plagas de insectos son el agente que mayores pérdidas provoca al cultivo.

Entre las plagas que atacan a la parte aérea las más importantes son el escarabajo de la patata (Leptinotarsa decemlineata), cuyas larvas y adultos causan defoliaciones ostensibles; Lyriomyza huidobrensis, un díptero agromícido minador de hojas de hortícolas; y distintas especies de pulgón (Aphis gossypii, Aulocartum solani, Macrosiphum euphorbiae, Myzus persicae), que succionan la savia de la planta, la cual queda debilitada, además de ser importantes transmisores de virus. Los ácaros (Tetranychus urticae y T. evansii) deforman las hojas más jóvenes con sus picaduras.

Varios son los insectos del suelo que dañan el tubérculo; distintas larvas de coleópteros y la polilla de la patata. Las larvas de coleópteros que provocan daños son los gusanos blancos, los gusanos del alambre y los gusanos grises (Agrotis spp., Noctua pronuba, Peridroma saucia). Estos últimos además roen el cuello de la planta, provocando marras de plantación. Por otro lado, las orugas de la polilla de la patata (Phtorimaea operculata) excavan galerías en los tubérculos e incluso en los brotes de la planta. En las islas Canarias afecta al cultivo una segunda especie de polilla de la patata, la polilla guatemanteca o Tecia solanivora, de difícil control. En post recolección y durante su almacenamiento se debe vigilar la presencia de polilla de la patata, siendo conveniente dar un tratamiento a la cosecha a base de piretrinas a la entrada en almacén.

Los nematodos son pequeños gusanos que viven en el suelo y se instalan en las raíces, de manera que la planta crece con muy poco vigor. Las especies más dañinas pertenecen a los géneros Globodera y Meloidogyne. Los primeros forman en el sistema radicular pequeños quistes blanquecinos y los segundos agallas.

Los caracoles y babosas, en especial las babosas negras o limaquillos (Arion hortensis) pueden constituirse como plaga provocando daños de importancia al cultivo, aunque se combaten de forma eficaz mediante helícidas en cebo.

Cargando...


Ver 24 / 48 / 96 resultados por página