Búsqueda

Nombre científico | común

Haba

leer más

La producción de haba verde es de 70.000 Tm de grano repartidas en un superficie de 9.000 Ha, siendo Málaga y Murcia las principales provincias productoras. El haba es un cultivo que por su rusticidad no presenta graves problemas atribuibles a las plagas agrícolas. Las principales son las que se mencionan a continuación.

Dentro de los escarabajos varias especies pueden provocar daños de importancia, como la sitona, el lixus de las habas y los gorgojos de las leguminosas. Los adultos de Sitona lineatus roen los bordes de las hojas, que quedan con un aspecto festoneado característico mientras que las larvas atacan a las raíces. Las larvas de Lixus algirus practican galerías en el tallo y como consecuencia la planta sufre un marchitamiento progresivo e incluso puede llegar a secarse. Los adultos se alimentan de hojas. Los gorgojos de las leguminosas (Bruchus spp.) afectan al grano, al introducirse sus larvas en el interior de la vaina y destruir la semilla, siendo los daños de mayor magnitud en almacén, con el grano ya recolectado.

Los homópteros, pequeños insectos que realizan picaduras en el vegetal para alimentarse de su savia, están representados en este cultivo por pulgones y trips. El pulgón negro de las habas (Aphis fabae) es el pulgón más común y produce un abarquillamiento y amarilleo de hojas. Además provoca daños indirectos al segregar melaza donde se instala el hongo negrilla, que mancha la superficie de la planta y reduce la tasa fotosintética de las hojas. El trips del guisante (Kakothrips robustus) con sus picaduras deforma las vainas y las hojas sufren decoloraciones adquiriendo un aspecto plateado.

Los caracoles y las babosas pueden constituirse como importantes plagas causando defoliaciones severas y la muerte de pequeñas plántulas. Se combaten de forma eficaz con cebos de metaldehído o metiocarb aplicados al suelo.

Cargando...


Ver 24 / 48 / 96 resultados por página