Búsqueda

Nombre científico | común

Alcachofa

leer más

España, con cerca de 200.000 Tm repartidas en 15.200 Ha y un rendimiento medio de 13.000 Kg/Ha, es el segundo país productor de alcachofa, tan solo por detrás de Italia. Por provincias destaca Murcia con 75.000 Tm, seguida de Alicante, Castellón y Málaga. A pesar de que por sus características no es de los cultivos hortícolas más apetecibles para las plagas agrícolas, la alcachofa es atacada por varias especies, algunas de ellas específicas y otras más genéricas, las cuales causan daños de distinta magnitud al cultivo.

El barrenador de la alcachofa (Gortyna xanthenes) es la principal plaga del cultivo. Sus larvas se alimentan de los tallos, excavando galerías en su interior y también se introducen en los capítulos afectando ostensiblemente a la cosecha.

La Vanesa de la alcachofa (Vanesa cardui) es una mariposa cuyas orugas causan una intensa defoliación, al alimentarse del limbo de la hoja y dejando solo los nervios de esta. Normalmente los tratamientos que se llevan a cabo contra el barrenador sirven para controlar también esta especie. Conviene vigilar la presencia de las diversas orugas defoliadoras que afectan de forma sistemática a los cultivos hortícolas como puede ser la rosquilla, principalmente la negra (Spodoptera littoralis), la cual se introduce en los brotes jóvenes los cuales destruye, la plusia (Autographa gamma, Chrysodeixis chalcites), o la heliotis (Helicoverpa armígera). También citar las orugas barrenadoras Ostrinia nubilalis y Cossus cossus, que sin ser plagas específicas de la alcachofa pueden producir daños de forma aislada al introducirse en los tallos donde practican galerías. Otros enemigos del cultivo, en este caso escarabajos, que causan defoliación, son: la pulguilla o áltica de la alcachofa (Sphaeroderma rubidum), cuyas larvas excavan galerías en el interior de la hojas, alimentándose del parénquima pero respetando la epidermis del haz y del envés; el apión de la alcachofa (Apion carduorum) que provoca amarilleamiento y marchitez de hojas; la cásida (Cassida deflorata); y otros de escasa importancia como el cleonus y el otiorrinco. Las larvas de las moscas de la alcachofa (Liriomyza trifolii, L. huidobrensis, y Agromyza sp.) minan las hojas reduciendo su superficie foliar. Los Caracoles y las babosas son importantes comedores de hojas siendo sus ataques fácilmente distinguibles por el rastro de mucus que dejan sobre el cultivo.

Dentro de los homópteros, los trips y los pulgones son las únicas especies perjudiciales para el cultivo. Estos realizan picaduras alimenticias para extraer savia, lo que se traduce en una falta de desarrollo por un debilitamiento generalizado de la planta. Muchos de los pulgones excretan melaza, sobre la cual se instala el hongo negrilla que mancha la superficie del vegetal reduciendo la capacidad fotosintética de las hojas. Los más corrientes son el pulgon verde del cardo (Brachycaudus cardui) y el pulgon negro de las habas (Aphis fabae). También pueden aparecer otras especies como Myzus persicae, Capitophorus elaeagni, Dysaphis cvnarae y pulgones de raíz de los géneros Trama y Protrama. El principal trips que afecta a la alcachofa es Frankliniella occidentalis, siendo el mayor daño indirecto que causa, al ser el principal transmisor del virus del bronceado del tomate (TSWV).

En alcachofa los ácaros no causan graves problemas siendo las especies más comunes Tetranychus telarius y Bryoba preaetinosa. Los tratamientos que se realizan contra otras plagas suelen mantener controladas las poblaciones de estos arácnidos.

A nivel de suelo, los gusanos, tanto blancos como del alambre (Agriotes sp.), se alimentan del sistema radicular de la planta, siendo los grises (Agrotis segetum, A. ipsilon, Peridroma saucia, etc.) los que provocan los mayores daños, ya que no solo afectan a nivel de suelo al roer el cuello, sino que pueden ocupar la parte aérea de la planta, destruyendo capítulos, brotes y en última instancia hojas. Finalmente señalar los nematodos, que clavan su pico en la raíces formando agallas. Los síntomas de las plagas que afectan a las raíces son los típicos de un mal funcionamiento del sistema radicular como puede ser amarilleamiento, enanismo o falta de vigor de la planta.

Cargando...


Ver 24 / 48 / 96 resultados por página